¿Qué es Malas Calles?

Las calles son duras, y sobrevivir en ellas no es diferente de una jungla, cada paso debe ser dado sabiendo lo que se hace. Malas Calles trata de recrear la dureza de una ciudad medieval en un mundo de baja fantasía. Utilizamos un sistema de Sandbox muy pulido, sobre el que es mejor explicar esta parte un poco en profundidad:

En Malas Calles no hay tramas personales que se den a los personajes, pero sí que hay acciones que van a suceder. Hemos preparado una ciudad viva, es decir, que como en cualquier ciudad real estarán ocurriendo cosas de mayor o menor importancia. Un jugador durante la inscripción ha realizado un pequeño trasfondo en el que, teniendo en cuenta la ambientación, ha ubicado a su personaje. Con ese background el personaje llega a la ciudad y vivirá aventuras, le pasarán cosas que inevitablemente sucederán en la ciudad. Si hay por ejemplo una revuelta, el personaje deberá decidir cómo esa revuelta le afecta y qué papel toma en la misma. Parvonna es un inmenso escenario puesto a disposición de los jugadores. Desde la organización hay ciertos desencadenantes que nosotros haremos saltar durante la partida, por ejemplo, todos sabemos que el Rey Jundobao II llegará a la ciudad el sábado noche, pues ese es en si mismo uno de los engranajes para que los jugadores desarrollen tramas entre ellos. ¿Como puedo conseguir una entrada para el baile? ¿Puedo presentarme al Rey? ¿Puedo contarle algún acto heroico que he realizado para tener su protección? ¿O avisarle de un posible peligro? ¿O tal vez asesinarle? 

La partida es desarrollada por los jugadores, y son ellos los que deciden el rumbo que tomarán los sucesos dispuestos por la organización. Nosotros por nuestra parte hemos desarrollado una serie de historias troncales en las que todos los jugadores podrán tener incidencia y que serán el eje principal de la partida. De esta manera se combinarán pequeños sucesos a escala menor (por ejemplo: Investigaciones de crímenes en la ciudad (la guardia puede tener información), problemas de los ciudadanos (los pnj pueden tener cosas que contar y problemas que solucionarles), trapicheos en los muelles, encargos de escolta, transporte o mensajes entre facciones, lugares que descubrir que nos proporcionarán información y también existirán grandes ejes narrativos como por ejemplo un suceso que cambia el estatus quo entre dos bandos, la muerte de un personaje emblemático, el estallido de una gran disputa en la ciudad… etc. 

Como en todos los eventos de este tipo, hemos dividido en ciclos nuestra partida, con la pequeña variante de que la noche es un ciclo especialmente importante en Parvonna. Hemos dispuesto iluminación en la ciudad para que el ciclo nocturno sea completamente practicable; de esta manera la partida empezará con el ciclo del viernes noche, sábado mañana, sábado tarde, sábado noche y domingo mañana. 

Malas Calles tiene un carácter propio en cuanto al combate, si bien es posible que suceda una gran reyerta, hay que pensar en el evento como una zona urbana en la que es mucho más posible las pequeñas escaramuzas entre callejuelas. Por poner un ejemplo claro y entendible, podemos pensar en que las escaramuzas que vive el Capitán Alatriste en el Madrid del Siglo de Oro se suceden con frecuencia. Y a su vez estas escaramuzas estar combinadas con las grandes peleas entre bandas de Gangs of New York

Parvonna se estructura poco más o menos de la siguiente manera: Existen cuatro grandes casas que controlan la ciudad, después encontramos las bandas callejeras, que aspiran a poder integrarse en una de las casas o ganar su protección. Por debajo de estas está Big Papa Bondadoso, un hombre al mando de un grupo de harapientos ladronzuelos que controlan los bajos fondos de Parvonna: El Uñero. En otra parte encontramos al Gobernador y la Guardia, que representan el poder del Rey en la ciudad. Y en los muelles encontramos la Custom and Fees, un grupo de altos elfos repudiados que se ha hecho con el control de las tasas aduaneras, su dinero y credibilidad les dio rápido acceso. Hay dos barcos amarradas en el puerto, con sus respectivas tripulaciones en Parvonna y comerciantes y taberneros conforman la fauna autóctona de la ciudad. 

Lo importante en Malas Calles es divertirse y tratar de vivir ese fin de semana la ciudad, con sus luces y sombras. No se puede ganar en un lugar así, tampoco se puede perder; la ciudad verá un nuevo amanecer suceda lo que suceda y pase lo que pase.