La Familia Argus

Los muros que siempre han protegido el gran caserío de la familia Argus, están marcados por las historias que han acompañado esta casa y la ciudad de Parvonna. Como la ciudad los caballeros de Argus están esculpidos por el mar y la tierra, su lealtad para con su casa es inquebrantable como los acantilados del viento, y su historia esta llena de corrientes cambiantes como el Mar eterno. 

La Dama de Argus ha sido y es quien da solución a los problemas más angustiosos de los habitantes de la ciudad, su sabiduría y conocimientos son inmensos y su palabra siempre ha brindado consuelo a las desesperadas almas de Parvonna. Sus custodios son forjados desde pequeños en los senderos mágicos de Hasheera, la hermana de la caprichosa Naod. Ellos son el escudo de la casa, velando por la seguridad de la dama. Son los caballeros de la casa Argus entonces, la mano que sostiene la espada contra sus enemigos, la familia debe prevalecer, la tradición no puede morir.

La casa Argus vivió La revuelta de los próceres y no quiere que vuelvan aquellos tiempos, su dominio en la ciudad debe estar presente. Cumplir con el Rey y mantener el Status Quo con los otros clanes, siempre ha brindado estabilidad, como el mar que fluye, la ciudad de los puertos siempre se adapta, siempre cambia y la familia Argus permanece atenta a estos cambios, eligiendo bien que momento es el adecuado para tomar la acción que les permita salvaguardar sus tradiciones.

La Dama de Argus es la más anciana de la ciudad, su sabiduría presta consejos que son apreciados por muchos. Aquellos con necesidad de guía, siempre han acudido a la Dama en busca de soluciones. La Dama deja en manos del Gran maestre de la casa Argus la organización de la Familia y es él, el que de facto rige el destino de la casa.

Gran maestre de la casa Argus, es el responsable de los intereses de la familia. Coordina a sus caballeros y toma las decisiones capitales en los asuntos que le son vitales a la casa. Su lealtad para la casa está fuera de toda duda. El Gran Maestre, nombra a tres maestres que le ayudan en la dirección de la familia.

Estupernos, los más sagaces e inteligentes, dan consejo y escarban en la sabiduría escondida en la biblioteca. Tocados por el don, los Estupernos son capaces de utilizar los tejidos mágicos de Hasheera. 

Custodios de la dama, han sido cuatro los custodios tradicionalmente. Seleccionados entre los caballeros más leales los custodios dedican sus vidas a la protección que se les ha encomendado. Los Estupernos los han educado en la senda de la magia y los maestres en el arte de la espada, convirtiéndolos en los guerreros definitivos. El amuleto de magia de los custodios y que les permite utilizar las enseñanzas de los Estupernos, suele tomar la forma de una banda en la cabeza, lo que les impide llevar yelmo.

Caballero de la casa de Argus, la casa debe prevalecer, las tradiciones han de respetarse ninguno de los preceptos de la Dama de Argus han de violarse o ponerse en duda. La Dama debe ser protegida. Han entrenado toda su vida en el arte de la espada, su juramento es fiel a la Dama y al Gran Maestre, muchos de ellos realizan su prueba de valía en el Mar de Korian, luchando contra los despiadados corsarios del archipiélago. Luchan en los barcos con sus armaduras puestas, pues el mar es el protector de su casa y nada le han de temer. Pueden desprenderse de sus corazas con la velocidad de quien se quita una camisa, han nacido para el día en que su espada sea puesta a prueba.

“La abu Nono siempre nos dice que debemos ser pacientes con los demás, que muchas veces no comprenden, que necesitan ser guiados.”

Lady Sabrenne de Argus