Compañía de Contratación

El mar eterno se traga centenares de vidas en su voraz baile con las tempestades. Los miembros de la Compañía conocen este secreto y viven cada instante de su vida como si fuera el último, conocedores que embarcarse en la siguiente expedición podría ser el último de sus viajes. Un hombre que no tiene nada que perder es peligroso, y eso lo saben todos en la ciudad de Parvonna. Pero el grog, las visitas al casino y los secretos que les revela el opio letal, mantiene ocupados a estos marinos en continuas disputas entre las diferentes tripulaciones. Los muelles se dice que los controla la Compañía de Contratación, por la gloria del Rey y con el permiso de la Custom and Fees. Nadie amarra en el puerto sin el permiso de la compañía de contratación, nadie desembarca su cargamento sin la firma del Almirantazgo. Pero sobre todo nadie conoce el secreto del polvo de fuego si no ha firmado con sangre un acuerdo con la Compañía. 

Muchos creen que la Sirena Muerta, el último navío de la temible flota de los duques de Gundovini, no es, si no un montón de astillas putrefactas, pero dicen las leyendas que un día volverá a navegar y ese día el mar se tornará sangre y el cielo escupirá fuego. La Compañía entretanto la tiene amarrada en las entrañas del Uñero, en el antiguo muelle del Rey. Tal vez el lugar más peligroso de toda la ciudad.

La compañía de contratación no tiene navíos propios, se dedica por completo a los asuntos del puerto y trata de velar por los intereses de sus integrantes. 

Almirantazgo, la compañía de contratación conserva la estructura de la armada Ducal, y recauda el oro por los amarres, que hacen llegar al gobernador. El almirante coordina a comodoros y capitanes para la inspección y labores del puerto. A demás es la firma del almirante la que da validez a la mercancía que es descargada desde los navíos y permite su salida tanto como su entrada en el puerto.

Comodoro, son el mando activo. Los tres comodoros son la voz del almirante en el puerto y en las calles. Coordinar a los miembros de la casa de contratación puede ser complicado, y las labores en las que muchas veces sus integrantes se ven envueltos, necesitan de táctica y diplomacia por parte de los comodoros.

Capitanes, título de forma orgánica hay una mesa con capitanes que dirimen los asuntos de la compañía y atienden las tareas menores, cada capitán tiene su grupo de marineros que les ayudan en las tareas que les son encomendadas.

“Muchos se pierden en el mar, otros en la bebida, pero una verdad la sabe hasta el mas bellaco bergantín, que perderse en lo brazos de una dama, puede ser la más dulce de las perdiciones”

Dicho Anónimo de Parvonna.