El mundo y sus habitantes.

Berthrel.

Berthrel la joya del archipiélago de Uln, de clima amable y tierra generosa. Esta es la más grande de cuantas islas tiene alrededor. Bajo el dominio del Rey Jundobao II el Batallador, Berthrel se expande lentamente por el archipélago de Uln, ante la oposición de los isleños de la República de Korian, la pequeña facción de navegantes que siempre ha sido azote de los barcos mercantes del reino. Harto de los continuos pillajes y saqueos de la real flota Jundobao ha decidido poner fin a los corsarios de Korian, presentando batalla isla por isla en todo el archipiélago. Los corsarios de Korian están demostrando mas organización y aguante de la esperada, con lo que la guerra se les está alargando al Rey de Berthrel. Jundobao II, como todos sus antecesores tiene su corte en la ciudad amurallada de Gundovini.  Inexpugnable desde tierra y con la mayor flota que ha tenido en tiempo el rey enfoca sus esfuerzos por acabar cuanto antes con una guerra que ya entra en su décimo año.

Berthrel se divide en cuatro regiones, Gundovini, Parvonna, Castrovila y el Páramo de la ceniza.  Esta última región fue antaño conocida como el Retiro del Rey, donde mandó construir un templo y una fortaleza en la que descansar, fue Blaktarran el Pío el que llevó a la zona al desastre, se recoge en escritos lo que allí aconteció, y es posible que la biblioteca de Parvonna guarde registros. Lo que es cierto es que el templo quedó corrupto irremediablemente y desde entonces Castrovila realiza tareas de contención del mal que de allí proviene. Los soldados cuentan historias de seres de arcilla, muchos piensan que son delirios de hombres cansados se guerrear.

Como puede presuponerse Berthrel basa gran parte de su economía en el comercio marítimo y la importación de los recursos que le son propios. El devenir de las embaracaciones debe ser fluido para mantener dicho comercio, de ahí la importancia de mantener a raya a los Corsarios de Korian.

De orografía montañosa en su interior, y densos bosques, esta gran isla ofrece todavía zonas prácticamente vírgenes con escasa presencia humana. Asentamientos exteriores como Riulle, Trátamo o Alutse, son el ejemplo claro de como los humanos prefieren asentarse cerca de la costa  o a lo largo del rio , antes que adentrarse en los bosques. Pueblecitos costeros como Capo Riego tienen gran tradición pesquera y de construcción de botes ligeros, en el ánimo de sus habitantes está el desconfiar de aquello que viene del mar, muchas veces se han arrasado sus villas y suelen desconfiar de los extranjeros, a menudo confundidos por exploradores de Korian.

Nota del Autor: (En Malas Calles hemos puesto a disposición un mapa para que creéis y os inventéis también vuestras historias, ayudadnos a hacer más grande el mundo de Asterra con vuestros trasfondos e historias)

 

Las 3 ciudades.

Gundovini, el hogar de los reyes, durante generaciones  los monarcas se han asentado en esta ciudad de grandes murallas. Es la más grande del reino y cuenta con todo el despliegue de cortesanos y cohorte propia del rey. Las más nobles casas de costura y artesanía se arremolinan alrededor del poder. La lujosa calle principal contrasta frecuentemente con una arquitectura militar un tanto adusta. El ejército tiene un barrio propio que se ha levantado a partir de los barracones de un momento en el que la guerra se cernai por doquier y los soldados estaban continuamente movilizados. Ahora forma parte íntegra de la ciudad. Desde este punto salen todos los esfuerzos bélicos del rey Jundobao.

Castrovila, antaño no fue más que un pueblo grande cercano a Parvonna, tras el desastre en el Retiro del Rey, Castrovila se vió fuertemente reforzada para contener a las abominaciones que provenían desde el páramo de las cenizas. El continuo devenir de tropas y esfuerzos en Castrovila han acabado por construir una ciudad con un gran tráfico de personas que van de un lado a otro, seguido por el habitual séquito de la soldadesca. Hace ya años que no ha habido actividad en el Páramo y Castrovila se ha convertido en una ciudad tranquila que se ha podido centrar en el cultivo de cereales y arroz en sus fértiles tierras del delta.

Parvonna, es una de las ciudades portuarias más importantes de Asterra, su ubicación única la emplazan como la última ciudad antes del gran Mar, una extensión de agua altamente desconocida. Solo se sabe que a cierta distancia se encuentran las Islas del Sueño, gobernadas por Elfos desteñidos, un grupo nada fiable de elfos dedicados al mar y sus secretos. Parvonna entrega a la capital del reino puntualmente los dividendos de sus ventas, tasas e impuestos, ayudando a mantener la costosa guerra del oeste.

El Páramo de las cenizas.

El valle es la creación consecuente de lo acontecido bajo el reinado de Blaktarran el Pío. Se desataron terribles hechos que devastaron la tierra y corrompieron la vida que allí se abría paso. Fue al cabo de unos años, que los ataques empezaron a sucederse. A veces ocurría que viajeros que cruzaban el puente de Castrovila hacia Lerona, desaparecían para siempre. Pronto  los ataques se dirigieron al pueblecito de Castrovila, la primera en prestar auxilio fue Parvonna. Sus hombres se enfrentaron a abominaciones que nunca antes habían visto, abominaciones creadas de barro y ceniza. Contaban que eran relativamente fáciles de combatir, pero su número era abrumador, y nunca parecían cansarse o mostrar síntomas de fatiga. Con el tiempo Castrovila se convirtió en el dique de contención, y las gentes se olvidaron que algún día tan siquiera hubo una amenaza que proviniese del valle de las cenizas. Eso si nadie ha vuelto a poner un pie en aquel maldito lugar.