El Uñero

El barrio más humilde de Parvonna tiene nombre, y no es precisamente agradable. El Uñero es donde acaban huérfanos y desheredados de todo tipo. La miseria se abre paso en cada rincón y la desesperación está en la mirada de sus habitantes, imperecedera como una marca de nacimiento. Big Papa Bondadoso reina en el Uñero con la benevolencia de un dictador, sus chicos buscan susurros por los rincones y realizan menudeos para cualquiera que quiera pagar un precio. El Uñero puede ser un lugar vil, si, pero también esconde tesoros para aquel que sabe encontrarlos.

Los niños campan por las calles, huérfanos y bastardos, todos en una misma familia. Big papa Bondadoso los acoge hasta que cumplen los diez y seis años, a esa edad ya se hacen ingobernables y no tienen lugar en el Uñero. Deben buscarse la vida por su cuenta. Mientras tanto son ordenados según valía y edad. 

Liendres: Los más pequeños, suelen dedicarse a desbalijar los bolsillos de los viandantes. Suelen actuar en grupo. La inocencia se mezcla con la picaresca del hambre. Un peligro si se arremolinan a tu alrededor.

Piojos: Especialistas en timos y enviando mensajes de un lugar a otro, son más mayores y muchas veces llevan pequeñas armas cortantes, suficientes para mantener a raya a más de unos si las cosas se ponen feas.

Garrapatas: Los más duros del Uñero, suelen ir armados y tienen los conocimientos suficientes para enfrentarse a bandas callejeras o algún miembro de un clan.

Los esbirros de Big papa Bondadoso, no les gusta entrar en combate y huirán siempre que tengan la oportunidad. La indumentaria que suelen utilizar son los harapos que pueden recoger de la calle.

Bandas Callejeras

En las calles cuando te haces mayor ya no encuentras refugio en el Uñero, Big papa Bondadoso no admite gente por encima de los dieciséis años. Cuando te echa a patadas has de buscar rápido un lugar en el que encontrar refugio, y una banda callejera puede ser el mejor lugar. Entrar al servicio de los cuatro clanes sin haber demostrado nada, es prácticamente imposible. Solo quedan las bandas y lo mejor es hacerte un nombre rápido.

Las bandas sobreviven realizando trabajos menores para los cuatro clanes. Despuntar o hacer el trabajo especialmente bien, puede conllevar reputación e incluso entrar en algún clan. A diario las bandas llevan a cabo sus propios planes para lucrarse y lograr la fama, casi todas acaban sirviendo de comida para los peces en el muelle viejo. 

Como se dice entre los matones del puerto, los cuatro clanes empezaron como banda callejera así que quien sabe tú banda podría ser la próxima. En el mundo de los sueños, el techo es hasta donde quieras llegar. Eso si, ten siempre preparado un plan de huida por si acaso.

Acabar en los calabozos es algo habitual, muchos miembros de las bandas tienen las manos llenas de callos de empujar la vieja rueda del molino. Otros tienen la espalda llena de latigazos por no saber contener su lengua. Tus huesos acabarán en el calabozo en algún momento, prepárate para ello y no desesperes.

Lo común es que una banda sea de entre cinco o seis miembros, comúnmente suelen ser un grupo de amigos o gente que se ha criado junta. Para parecer más duros suelen vestir de una forma parecida, es la forma que tienen de imitar a los clanes. 

 

Nombres de Bandas Famosas en la historia de Parvonna:

  • Los Garfios Oxidados.
  • Los Muchachos del Derry.
  • Los Arcos Rotos.
  • Hurones Rabiosos.
  • Los Huérfanos de Cole Black.
  • Los Matones del Callejón Becket.
  • Los bastardos del Rey Haonet.